lunes, 8 de febrero de 2010

La (in) felicidad tras el parto

Cuando me quedé embarazada era asidua a los kioskos. Empecé a leer toda clase de revistas y libros que tuvieran que ver con el mundo del embarazo y el bebé. Supongo que nos pasa a muchas primerizas que necesitamos aprender lo que no sabemos (yo no sabía coger a un bebé en brazos,mucho menos cambiar un pañal)en las revistas.Leyéndolas nos empapamos de las experiencias de los demás.Como si en la revistas nos enseñaran a ser madres.

Recuerdo que leía sobretodo revistas. Me llamaban la atención las fotos de las portadas.Os habéis fijado en esas fotos? Todas son iguales. El bebé es rubísimo,blanquísimo,con los ojos azulísimos,vestido con ropa monísima,con cara de ser buenísimo,sentado o tumbado en su cuna con sábanas planchadísimas y a juego con el resto de la decoración exquisita. La habitación está limpísima,ordenadísima,sin mota de polvo y con una luz (solar po supuesto.En estas fotos no hay artificial) brillantísima que entra por un ventanal sin huellas. A su lado está su jovencísima madre,maquilladísima,rubísima,guapísima,peinadísima,depiladísima,con las manos perfectísimas,las uñas pintadísimas y con el vestuario a juego con el bebé casi siempre en tonos claros o pastel.Y claro,esta mami está felicísima,con una sonrisa de oreja a oreja al lado de su bebé.

Y tu vas y te lo crees. Te crees que cuando nazca tu bebé las escenas de tu vida van a ser así.Nadie te dice que la realidad puede ser muy diferente.Te meten en la cabeza todas esas escenas ideales y tu te visualizas con un camisón precioso tumbada en la cama del hospital con muchas visitas que te quieren mucho y todo es felicidad.

Y llega ese día y tu no eres ni feliz,ni estás guapa,ni el camisón es bonito y las visitas............ en fin al ser primeriza no es fácil.Generalmente interfieren en la lactancia.Y te sientes culpable por no ser todo lo feliz que se supone que tienes que ser porque has sido madre.

Pues oiga usted no soy feliz. Yo estaba fatal.El castillo en el aire se desmoronó poco a poco mientras la episiotomía se complicaba y tenían que volver a cortar y volver a coser. Un mes y medio en cama sin poder moverme no me hizo especialmente feliz. Y no era feliz. No podía atender bien a mi hijo,la lactancia se complicó,las visitas empezaron a ser incómodas porque no podía moverme y NO ERA FELIZ.

Me sentía enferma,mal.sin ganas de hacer nada. Me pasaba el tiempo sin visitas llorando y llorando y me sentía aún peor porque yo TENÍA que ser feliz. Nadie me dijo que sentirse así es perfectamente normal y lícito. No es un pecado sentirse morir tras el parto y mal.Como iba a sentirme mal si acababa de ser madre? Se suponía que era lo mejor que me había pasado en la vida y yo estaba triste. Mi cabeza no lo podía entender. Hasta que conseguí (muchos meses después y tras muchas horas de análisis) entender que no era mala madre por sentirme así .Conseguí diferenciar varios sentimientos. Yo era muy feliz por tener a mi hijo en brazos pero las circunstancias que nos rodeaban no eran buenas. Cuando éstas mejoraron (adiós a las molestias de la operación,adiós a las grietas) pude empezar a ser feliz de verdad.

El puerperio es muy duro y nadie te lo dice.Nadie te habla del después del parto,es como si no existiera. Si estáis embarazadas os aconsejo leer a Laura Gutman y también os aconsejo hablar de esta etapa con las mamis que conozcáis. Preguntádles como se sintieron,que hicieron para mejorar y que les gustaba que hicieran los demás para ayudarles.Estoy segura que no todas fueron felices desde el minuto 1 ni se sentían guapas ni sus casas estaban perfectas.

No os sintáis mal por sentiros tristes y no estar contentas. La felicidad llega.Como no va llegar si ha llegado a vuestras vidas el ser más importante del mundo!No tiene que llegar nada más parir ni a los 2 días ni a las 5 semanas pero llega. Cuando las visitas cesen y estéis traquilas en casa y os organicéis todo irá a mejor.Llega cuando tu y tu bebé os adpatáis el uno al otro,cuando ya no vienen las visitas,cuando tienes tranquilidad para saborear cacda momento junto a vuestro bebé.Llega cuando aprendes a disfrutar.

Un último consejo: LLORAD TODO LO QUE NECESITÉIS.Llorad solas,acompañadas o abrazadas a vuestros niños. Las lágrimas se llevarán buena parte de vuestra tristeza.

Y si no os sentís mejor así entrad aquí y escribid lo que os salga del alma.Yo lo leeré y os sentiréis acompañadas y comprendidas.

Besos de leche

12 comentarios:

la paquirrina dijo...

Vaya, eso que cuentas no es lo que llaman depresión post-parto? no se habla de eso en las revistas?

Por cierto, me encanta tu blog, es monísimo :-)

Vanessa Ramos dijo...

Paquirrina gracias por tu comentario.

No creo mucho en la depresión post-parto.Has leído a Laura Gutman? Opino más o menos como ella que si la mujer estuviera bien acompañada,mimada y con ayuda de una comunidad entera que apoyase in situ su maternidad sería todo mucho más fácil. EN las revistas sí que se habla de la depresión post-parto pero no creo que fuera eso yo sentí ni lo que sienten muchas mamis

Besos de leche

la paquirrina dijo...

Vanessa, no he leido a nadie que habe de embarazo, soy muy joven aún para tener hijos, no me lo planteo, pero me interesan todos los temas y por lo que contabas y lo que he oido a otras chicas a mi me parecía eso. Tú no estabas mimada después de dar a luz?

Vanessa Ramos dijo...

Cuando tienes al bebé todos los mimos y cuidados que eran para ti en el embarazo pasan al bebé. Tu dejas de existir.Se te cae la baba con las carantoñas que le hacen a tu hijo pero si estás mal físicamente (estuve sin poder moverme de cama casi un mes y medio)aunque te mimen siempre te parece poco

Anónimo dijo...

yo también creo en que lo que ayuda es estar acompañada,ayudada pero no criticada,sino apoyada.y nadie explica lo complicado que puede llegar a ser el después del parto y como cada niño es un mundo,no hay un manual unico para todos (aunque la gente piense que si y por eso siempre opinan).

yo tenia el apoyo de mi pareja,pero los dos estabamos cansados y un poco perdidos.
estabamos solos porque las visitas solo venian a ver y opinar y nada más.
también tenia grietas,un bebé que no ganaba peso a pesar de pasarse horas al pecho,que se dormia a los 2 segundos de ponerse al pecho pero si lo soltabas en la cuna se despertaba de nuevo...y vuelta a empezar,cólicos a los 2 meses (uf,si hubiera sabido en eses momento lo que sé hoy de lactancia materna),miles de despertares nocturnos,yo cansada y sola,mi pareja trabajando todo el dia (el pobre,es el único que me ha apoyado y que me ayuda y me anima siempre),la casa echa un asco,no me organizaba nada y se supone que tenia que ser feliz,que mala madre me sentia.

hoy 22 meses después soy feliz,sigo con la lactancia materna,mi hijo se sigue despertando de noche,colecho,trabajo fuera de casa y en casa,me lo llevo conmigo a todas partes...pero ahora si soy feliz.ahora disfruto de mi hijo,de mi pareja y de mi pequeña familia.

mamanueva.

Anónimo dijo...

Bueno mujer, pero decir que " si la mujer estuviera bien acompañada,mimada y con ayuda de una comunidad entera que apoyase in situ su maternidad sería todo mucho más fácil" es como decir que las enfermedades por desnutrición no existen porque si se diera de comer bien a todo el mundo nadie estaría desnutrido.
Qué más da por qué se sienta uno así, llamarlo enfermedad, idiosincrasia, los hados o las témporas,no cambia un ápice un hecho incontestable: ese apoyo que (con buen criterio a mi juicio) reivindicas sería algo beneficioso y deseable en todo caso.
Estoy seguro de que las personas que creen en su existencia, opinan que, con apoyo, el cerebro consigue un mejor equilibrio bioquímico después del parto.

Anónimo dijo...

Me hiciste emocionar con tus palabras. que complicado es ser madre!! Yo lo tuve por cesarea, y las primeras 48 horas son fatales. Levantarse de la cama hace que uno se sienta morir, y TE HACEN levantar aunque no quieras. Por suerte tuve pocas visitas, que con la gripe A estaban prohibidas. Por que es cierto que una no se siente bien, ni esta linda, ni de buen humor para atenderlos. Es complicadisimo comenzar con la lactancia, y la gente alrrededor solo lo entorpece. Y despues en casa, es tremendo, marido desatendido, la casa que cae a pedazos, tu madre y tu suegra que intentan ayudar y empeoran la situacion. Los primeros meses son caoticos. Y nadie te lo cuenta. Yo ahora comienzo a sentirme mejor, logro llevar adelante la la casa y mi pareja, adema del bebe, que antes ocupaba TODO mi tiempo (bueno, ahora tambien, pero logro lidiar con todo ) Lamento que hayas tenido una episiotomia tan mala. Ese era mi principal miedo en cuanto al parto natural. Besos!!

Romina dijo...

Muy bien tema Vane. Efectivamente, yo creo que la depresión posparto es una "enfermedad social". Siempre hay una hormona para justificarlo todo. Pero sintezando mi hipótesis, la depresión posparto es un desfasaje entre las expectativas y representaciones que hay sobre la maternidad, y la realidad con que te enfrentas al momento de nacer tu bebé. Además, gran parte de las veces, sola casi todo el día, desbordada por la demanda de atención y sin poder recuperarte todavía de los cortes y recortes que te meten en el cuerpo.
Tenés razón, sí se habla de la depresión pos-parto, pero como una "desviación" normal, y que si te ponés muy mal, al psiquiatra. Yo más que psiquiatra hubiera preferido una mano amiga.
Saludos, Romina

NAIDIAN dijo...

hola, a mi me pasó algo similar a ti.
aparte de que quedé embarazada a los 20 años (ya te has de imaginar, fué mi primer shok) ya después sobrellevé la situación muy bien y me la pasaba leyendo revistas y foros en internet, lo que me imaginaba al ver las imágenes en las revistas era algo asi como que ser mamá es super fácil y todo es felicidad, colores pastel y dulces, pero cuando se llegó la fecha que nació mi nena, fue como un giro y todo se derrumbó para mi, me hicieron cesárea, hasta eso no sufrí dolor alguno de parto, sino mas bien fue el post operatorio de la herida (no fue la gran cosa) pero, me dio una tristeza enorme, yo lloraba todos los dias a todas horas sin razon aparente, y se me hizo super dificil lidiar con una bebe recién nacida porque no estaba acostumbrada a atender a nadie más que no fuera yo.
aunque yo tenia el apoyo de muchas personas que me ayudaban a atenderla me sentía morir, creo q fue la peor experiencia emocional que he vivido y no me sentia nada feliz de ser mamá, yo pensaba que seria mejor morir a seguir viviendo con esa tristeza y cansancio porque eran desveladas totales, dormia maximo tres horas x dia y no eran de corrido.
ya cuando el tiempo pasó. digamos 6 meses me empecé a sentir mejor emocionalmente aunque aun seguia agotada fisicamente aah y cabe mencionar que estaba cursando mi ultimo semestre en la universidad :S entonces fue como toda una experiencia.
mi nena ya tiene dos años y la amo con toda el alma y esos dias quedaron atrás :) el cansancio fisico se ha ido (no totalmente) pero ya tenemos una rutina a la cual estoy más que acostumbrada.
En lo personal creo que todo ese sentimiento fue por la transición que sufrió mi vida ya que no estaba acostumbrada a tanta responsabilidad :P

saluditos :)

Anto dijo...

Vane, me siento muy identificada con tu experiencia, sobre todo eso que dice que "todo el mundo te exige estar feliz, como vas a estar infeliz si recien fuiste madre!!! "
ahora mi bb ya cumple 24 meses y todo ha sido maravilloso, pues lo amo infinitamente. ahora estan los problemas conductuales de los terrbiles 2 años!!! jejeje, muchos saludos,.

Anto

Anto dijo...

ahh se me olvidaba....para empatizar solo hay que haberlo vivido!!! ;)

Gabriela dijo...

Vane, que lindas tus palabras, difícil describirlo de mejor manera, asi mismo me sentía yo en un comienzo, gracias a Dios todo mejoró luego de varias semanas, cuando Savannah tenía cinco meses las encontré a ustedes, al foro y de ahi para acá toda esta aventura de ser madre se ha vuelto mas llevadera, con miles de momentos para disfrutar de mi hija y e mi maternidad. Por supuesto sintiéndome muy apoyada y querida.